Fabricante mundial de pasta adquiere equipos ZKT-Eco

Makfa, la principal empresa rusa dedicada a la producción de pasta, adquirió equipos de seguridad de la marca ZKT-Eco para controlar el acceso a su planta de 1.500 trabajadores y de 100 visitantes diarios.

En ocasiones, resulta más convincente dar a conocer una marca a través de grandes proyectos ejecutados que mediante la merca exposición de las características de un producto. Esta es la razón por la cual SISCA emite el presente boletín. Queremos que nuestros clientes tengan acceso a casos de seguridad con aplicación real llevados a cabo en empresas de grandes dimensiones como es el caso de Makfa, considerada además, entre las diez mayores productoras de pasta a nivel mundial.

Lo que Makfa buscaba era resolver un problema de seguridad en su principal planta para lo cual necesitaba implementar un sistema de control de acceso para más de 1.500 trabajadores y alrededor de 100 visitantes diarios, además de reemplazar las tarjetas RFID por una solución biométrica.

Después de escuchar atentamente a su cliente, ZKT-Eco recomendó equipar cada puerta con un Multibio 700 y una cerradura electromagnética.
El Multibio 700 cuenta con reconocimiento de rostro, huellas dactilares, contraseña y lector de tajetas RFID, permitiendo utilizar hasta 20 combinaciones de identificación en un sólo dispositivo.  Este terminal también tiene la capacidad de almacenar hasta 1.500 rostros, 2.000 huellas digitales e identificar usuarios en modo 1_N. Gracias a su sistema infrarrojo, el Multibio puede trabajar también con poca iluminación lo que lo convierte en un sistema apropiado para espacios con poca visibilidad.
En relación a las cerraduras electromagnéticas, ZKT-Eco tiene varios modelos y algunos de ellos también los vende Sisca como el AL-350 para puertas de 300 Kg. y el AL-180 para puertas de 150 Kg. Ambos con sus respectivas bases tipo L, Z y U.